Caso Guadalupe Lucero: un joven se presentó ante la policía de San Luis y dice ser el asesino

Un joven de 25 años ingresó cerca de la medianoche a las instalaciones de la Comisaría 2ª de San Luis y aseguró haber sido el asesino de Guadalupe Lucero Cialone, la niña de cinco años que fue vista por última vez el 14 junio del 2021 cuando jugaba con sus primos fuera de su domicilio.

Según supo El Diario de la República, tras presentarse el presunto homicida, los padres de la pequeña desaparecida y sus abuelos se acercaron a la dependencia policial junto con la fiscal Virginia Palacios -quien al cabo de algunos minutos se retiró del lugar-.

El muchacho que afirma haber terminado con la vida de la niña padece de esquizofrenia, aclaró el medio provincial. Al momento, este realiza el correspondiente descargo ante la oficina de judiciales de la comisaría citada. No hay precisiones todavía sobre los detalles que brinda a las fuerzas de seguridad.

A más de un año de iniciarse la investigación, se mantuvo estancada hasta el pasado mes de abril cuando una de las hipótesis que se barajaban sobre el caso -basada en que la joven había sufrido un accidente- volvió a cobrar fuerza. En consecuencia, la policía de San Luis repitió los rastrillajes cerca de la casa de la pequeña.

Durante aquella nueva exploración del terreno, los agentes policiales dieron con una calza que parecía ser de la niña. Sin embargo, la madre de Guadalupe descartó que la prenda perteneciera a la menor. Finalmente, la teoría del accidente terminó por ser descartada por falta de evidencia.

Hasta el momento, la única versión plausible -y que explicaría lo sucedido- es la del rapto o secuestro de la infante de cinco años, cuyo domicilio se encuentra ubicado en el barrio 554 viviendas de la ciudad de San Luis. Con la reciente aparición del joven de 25 años, se agrega al caso también su presunto asesinato.

La reconstrucción del hecho

En las horas previas a la aparición del posible homicida, peritos de la Gendarmería Nacional llevaron a cabo el primer día de reconstrucción de los sucesos que acontecieron hace más de un año atrás. Alrededor de 200 efectivos de diferentes divisiones desarrollaron tareas conjuntas en el barrio donde vivía Guadalupe.

A poco de iniciarse una nueva instancia en el procedimiento de búsqueda, el padre de la niña de cinco años, Eric Lucero, dijo que mantiene la esperanza de “lograr la primera pista para conocer el paradero” de su hija. Sin embargo, criticó: “Esto se tendría que haber realizado desde el primer momento”.

“La verdad que pasó mucho tiempo para que se logre hacer esta reconstrucción. Uno tiene que tener fe de que con esto algo pueda surgir y que podamos tener, aunque sea, la primera pista para esclarecer todo lo que sucedió con mi hija ese día”, fueron sus palabras.

Quien luego agregó, según pudo saber Vía País: “No hay nada nuevo ni certero. Seguimos con la misma incertidumbre de aquel terrible día que nos tocó vivir con su desaparición. Solo me mantiene vivo la esperanza de poder volver a ver a mi hija. Es lo único que pido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.