A los 63 años, Kevin Bacon recreó un arriesgado truco de la coreografía de Footloose junto a su esposa, Kyra Sedgwick

En 1984, Kevin Bacon se convirtió en estrella moviendo su cuerpo en Footloose, la película musical que retrataba la lucha de un grupo de adolescentes de los años 50 contra la prohibición del rock and roll en su pueblo de los Estados Unidos. A 38 años de ese éxito, el actor recreó aquella icónica coreografía junto a su esposa Kyra Sedgwick.

En la película, él le prestó el cuerpo a Ren McCormack. Por entonces, Kevin tenía 26 años -aunque parecía menos- y dejó en claro que además de actor, era un muy buen bailarín. Este miércoles, el actor subió a su cuenta personal de Instagram un gracioso clip en el que, junto a Sedwick, bailó al ritmo del ahora clásico de Kenny Loggins.

“No recuerdo que esto sea parte de la coreografía original de Footloose, pero pensé que le daríamos una vuelta”, explicó el actor, en el breve texto con el que acompañó el video, en el que su mujer queda, literalmente, cabeza abajo. Esta no es la primera vez que la pareja, que lleva más de tres décadas de matrimonio, comparte con sus seguidores momentos íntimos y graciosos.

“Estamos casados desde hace tanto tiempo que ya no hay secretos entre nosotros. De todos modos, ni en un millón de años hubiese creído que me iba a encontrar con facetas de Kevin de las que tengo que aprender. Cuando recuerdo nuestros primeros cuatro años juntos, cuando tuvimos a nuestra hija, pienso: ‘Dios mío, ¡no lo conocía para nada!’. Lo amaba, pero no lo conocía, y él a mí tampoco”, expresó la actriz en una entrevista.

La historia de amor

Bacon y Sedgwick conforman una de las parejas más sólidas de Hollywood, esas que en raras ocasiones llegan a los titulares por algún episodio controversial. Por el contrario, ambos irradian armonía, ya sea cuando comparten un proyecto profesional como cuando aluden a su vínculo en entrevistas, donde dejan en claro que cuidarse mutuamente ha sido la clave de su estabilidad. “No somos una de esas parejas volátiles, nos peleamos, pero son peleas que no duran mucho y que son esporádicas”, contó ella. “Las manejamos sabiendo que van a pasar y que no nos van a ocasionar un daño irreparable”, agregó Bacon, secundando a su esposa, a quien vio por primera vez cuando él tenía tan solo 19.

Finales de los 70. Bacon salía del teatro luego de interpretar un papel en una obra. A los minutos, va a cenar a un restaurante. Estaba a punto de cumplir 20 años y su carrera recién comenzaba. Mientras comía, escuchó a un hombre decir cerca de él: “Si te gustó cómo actuó, tenés que ir y decirle”. Era el hermano de Sedgwick, su futuro cuñado Robert. La joven había estado en la audiencia disfrutando de la obra y luego intercambió unas palabras con Bacon, como una fan más. Tuvo que pasar una década para que el destino los reuniera en la película televisiva Lemon Sky, de 1988. Kyra tenía 22 años y Kevin, 29. El set del film fue el escenario donde comenzó a forjarse el vínculo, pero la primera impresión de la actriz no fue la del resto de las personas que tenían debilidad por el galán, que cuatro años antes había cautivado a la audiencia con Footlose.

“Recuerdo que miré su trasero cuando se alejó la primera vez que nos vimos y pensé: ‘Bueno, supongo que a algunas chicas les gusta eso’”, bromeó la actriz en una entrevista con Redbook, con la espontaneidad que la caracteriza. A pesar del desinterés inicial, Bacon fue persistente y se le acercó para hablarle de la anécdota de ese primer intercambio de palabras que tuvieron, cuando ambos eran adolescentes. “Pensaba que era una mujer muy hermosa, sexy y como despreocupada, me enamoré de ella inmediatamente y ella inmediatamente me rechazó”, reveló el actor en una entrevista con Piers Morgan, donde enfatizó que ya desde entonces estaba convencido de que estaba ante el amor de su vida. Por lo tanto, debió encontrar la manera de conquistar a Sedgwick con una mezcla de ingenio y simpatía, y por eso invitó al elenco de la película a cenar junto a él durante todas las jornadas de rodaje.

“Era muy amigable y dulce, y siempre nos estaba invitando a cenar, pero la única que se negaba a salir era yo”, le contó la actriz a Conan O’Brien. “Luego me dijo que la única que persona con la que quería estar era conmigo, y que todas las noches tuvo que pagar la cuenta de mucha gente, a pesar de que yo no iba nunca a esas cenas”. Sin embargo, el actor demostró que la perseverancia es su cualidad insoslayable, y llevó su amor por la actriz hasta extremos impensados, incluso para él mismo. “Un día nos encontramos en un spa y ahí conectamos; por supuesto que después me enteré que no había sido casualidad. Yo le había recomendado el lugar y él se ocupó de averiguar cuándo iba a estar ahí, lo cual fue un poco aterrador, pero no me importó”, subrayó la actriz.

1988 fue un año intenso para los actores. No solo rodaron Lemon Sky y fueron protagonistas de un cortejo con muchos vaivenes, sino que además fue el año en el que se casaron. Así de seguros estaban de que lo suyo era perdurable. “Sabía en mi corazón y en mi alma que él era la persona indicada. Se trataba de una verdad incontrastable. Nunca tuve una certeza semejante, antes o después”. El 4 de septiembre de 1988, los jóvenes Bacon y Sedgwick dijeron “sí, quiero”. “Honestamente, cuando le propuse matrimonio no pensé que iba a aceptar, quedé completamente shockeado”, le contó el actor al portal PopEater en 2010.

La rápida sucesión de acontecimientos también sorprendió a su esposa. “Si alguien me hubiese dicho que a los 22 años iba a conocer al hombre con el que me iba a casar a los 23, le hubiese dicho que estaba loco”, declaró la actriz, quien no se privó de brindar detalles sobre lo acontecido en la luna de miel. “Decidimos no cuidarnos, nuestra política era que si tenían que llegar los niños, iban a llegar; lo que nunca imaginé era que iba a suceder con tanta velocidad. En la segunda semana de la luna de miel quedé embarazada”. El 23 de junio de 1989, los actores le dieron la bienvenida a su primer hijo, Travis; y tres años después, el 15 de marzo de 1992, a Sosie, quien seguiría los pasos de sus padres y se convertiría en actriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.